Es una inflamación de la bursa alojada en la cara externa de la cadera, a nivel del trocánter mayor del fémur (zona que protuye en el lateral de la cadera) y es una patologí­a más frecuente de lo que pensamos.

Es debida a un sobreuso de la musculatura abductora de la cadera (sobre todo los glúteos) , existiendo un desequilibrio con los flexores y adductores de la cadera. Más frecuente en mujeres (por su disposición pélvica) presente sí­ntoma de dolor, tipo inflamatorio, que no mejora en reposo, apareciendo incluso por la noche, en la cama, y con imposibilidad para dormir de “ese lado”.

Pueden ser Agudas (se autolimitan en 2-3 semanas), Subagudas o Crónicas (cuando perduran más de 6 meses)

Es fundamental entender el Protocolo DOL

Diagnóstico:

La Bursitis Trocantérica o Bursitis Trocantérea (Trocanteritis) tiene inicialmente un diagnóstico clí­nico…el paciente nos da el diagnóstico, al contarnos de forma precisa todo lo anteriormente referido.

Aun así­ solemos pedir un estudio básico de Radiografí­a y una Ecografí­a o Resonancia Magnética que nos va a confirmar nuestra sospecha.

La idea es hacer un diagnostico diferencial con otras patologias.

Tratamiento:

Solemos comenzar el tratamiento de la Bursitis Trocantérica o Trocanteritis con modificando los hábitos posturales, anti-inflamatorios, calor local y Fisioterapia.

En casos que no mejoran, me decanto por hacer 1 o 2 ciclos de Infiltración con Corticoides y Anestésico Local.

Y en los casos rebeldes -frecuentes- pasarí­amos a una Terapia Biológica donde tenemos resultados muy buenos

TESTIMONIO DE PACIENTE CURADA DE TROCANTERITIS CON PLASMA RICO EN PLAQUETAS TRAS 7 AÑOS DE DOLOR

O bien un tratamiento quirúrgico mediante una Bursectomí­a Endoscópica con 2 pequeñas incisiones. Es un procedimiento rápido, seguro y con un postoperatorio sorprendente…y si no que se lo pregunten a Elena

Los resultados suelen ser muy buenos y el dolor llega a desaparecer del todo.

TESTIMONIO DE PACIENTE