El ligamento cruzado posterior (LCP) es el principal estabilizador posterior de la rodilla por su localización en el eje central de la articulación y por su resistencia a la tracción, ya que aporta el 90% de la fuerza necesaria para impedir el desplazamiento posterior de la tibia.

Tambien es un restrictor secundario del varo, valgo y la rotación externa de la rodilla.CUÁNDO SE LESIONA:

Las lesiones aisladas del LCP provocan menos incapacidad que las lesiones combinadas. En términos generales es aceptado que las lesiones combinadas que provocan una traslación posterior de la tibia que supere los 15 mm y las que se acompañan con injurias del ligamento cruzado anterior LCA o de las estructuras posterolaterales de la rodilla, deben ser reparadas quirúrgicamente.

Rotura del Ligamento Cruzado Posterior. Cuando operarlo y técnica quirúrgica

Si bien algunos artículos sugieren que el tratamiento incruento de las lesiones del LCP tiene una buena evolución, otros autores han reportado que estas lesiones se transforman en sintomáticas y pueden desarrollar cambios degenerativos con el tiempo. A partir de la necesidad de la reconstrucción del LCP, numerosas técnicas quirúrgicas han sido descriptas incluyendo procedimientos a cielo abierto, artroscópicos y combinados. Los distintos trabajos han reportado resultados dispares y todavía no existe el gold estándar en la reconstrucción del LCP.

El conocimiento del mecanismo de lesión del LCP, su biomecánica, pero fundamentalmente el entendimiento de su anatomía es cardinal para optimizar los resultados de las técnicas quirúrgicas.

EL CAJON POSTERIOR + ES LA MANIOBRA MAS HABITUAL

Cuándo operarlo

La cirugía del LCA es mucho mas habitual que la del LCP (por su frecuencia en lesionarse)

La principal indicación de cirugía es cuando exista inestabilidad marcada (aislada o combinada). La técnica es similar a la del Ligamento Cruzado Anterior

Nuestra técnica quirúrgica

Presentamos nuestra tecnica quirúrgica TODO DENTRO (All-inside) para la reconstrucción artroscopica del LCP en rodillas con insuficiencias crónicas del mismo.

En ocasiones ocurren lesiones combinadas con el Ligamento Cruzado Anterior.

La indicación quirúrgica es eminentemente “clí­nica“…es decir, que el paciente nos refiera inestabilidad franca o bloqueos con dolor continuo (es frecuente asociarse a roturas meniscales).

Siempre lo indicaremos en deportistas, jóvenes, con elevada actividad.

Fecha de modificación: 16 de Septiembre 2019